domingo, 4 de octubre de 2009

La Rata Infecta contra los Intolerantes

¡Aló, mom puturrús de foie!

Alguna vez he hecho en este blog un bosquejo bastante apañado de los habitantes de Rataciudad. Pues bien. Hoy os voy a hablar de los vecinos que me rodean. ¿Por qué? Por una razón muy simple… ¡¡¡¡¡PORQUE ME SALE DE AHÍ MISMO!!!!! XD.
Hace un par de semanas, Rataciudad se levantaba con una nueva promesa del mundo de la pluma. Una mujer que se está haciendo un hueco en la Ciencia Ficción con columnas como esta en la sección de Opinión de una revista local.



En vista de que me siento aludida… muy aludida, voy a hacer lo que me piden el alma… el corazón… el cerebro… y ¡mis ovarios!

Querida I. Murillo (Ipuntomurillo):

Por desgracia, mis progenitores me han prohibido terminantemente contestar a su carta en el mismo medio de información. Por suerte, no han dicho nada de responder en mi blog. Así que, ‘¡Al ataquerrrrrrrl!’.
Como alguien dijo una vez, en una historia siempre hay tres verdades. La verdad de uno, la verdad de otro y la verdad.
Y como su carta cojea como un palomo con una sola pata, me veo en la obligación de iluminar los puntos oscuros que en ella encuentro y que son los siguientes:

1. Efectivamente, cuando se vive en comunidad hay que tolerar ciertas molestias:
a) El ladrido del perro. Nada que objetar porque yo ya no tengo. Se da la casualidad de que es la vecina que vive en la cloaca que hay entre la suya y la mía.
b) El humo de la barbacoa. No sé si lo dirá para lanzar la bombita. Pero podemos tener en cuenta, si usted quiere, que su hija hace barbacoas con una parrilla portátil cuando usted y su marido no están en casa. Y hay varios testigos de la que montó la última vez allá por el mes de julio. Cuando creíamos que íbamos a tener que llamar a los bomberos al pensar que incendiaban la casa.
c) Las hojas del árbol del vecino. Me limito a remitirla al punto 1.a, y a añadir que usted también ha tenido árboles en su jardín. Por lo que debería aplicarse el cuento.
d) Los gritos del niño. ¿Quiere que los amordacemos o les pongamos un collar de castigo?
e) Los gritos de los padres del niño. Me limito a remitirla al punto 1.d.

2. Indica usted que vino a nuestra cloaca a disculparse porque su gata entró en nuestro jardín y se llevó varios juguetes y quería devolvérnoslos. Pues bien. A esa maravillosa e idílica estampa llena de ternura, comprensión y estupendísimas canciones de ‘Sonrisas y Lágrimas’, voy a añadirle unos cuantos detalles. Sin acritud:
a) Que usted, en ningún momento, pidió disculpas por el comportamiento poco adecuado de su mascota.
b) Que nos devolvió los peluches sin tan siquiera pasarlos por la lavadora.
c) Que pasó por alto que algo tan tremendo como una alergia a pelo de gato pudiera darse a alguno de nosotros. Cosa que es el caso. No de ninguno de mis sobrinos (que son los que juegan con los juguetes y peluches), sino de uno de mis ratahermanos.
d) No nos devolvió uno o dos peluches, sino seis: dos elefantes, un camello, un león, un Piglet y un Nico de Imaginarium... Aunque es posible que se me olvide alguno. Esto viene a demostrar que su gata, a no ser que sea una auténtica heroína, tuvo que entrar más de una vez en esa misma noche para cometer su ‘pequeña’ hazaña.
e) Recordarle que su 'disculpa' fue algo así como: 'Tengo estos gatos así que...'. Cosa que sería como decirle a usted: 'Me he comprado un tigre, así que guarde a sus hijos en casa'. Si eso es una disculpa, que baje Dios y me lo explique con dibujos, porque no lo entiendo.

3. Sinceramente, señora vecina, me suda la… nariz, que sus gatitos estén desparasitados y totalmente vacunados. ¿Por qué?
a) Porque la vecina de la siguiente cloaca (tres por encima de usted, es decir, la siguiente a la nuestra, llamémosle ‘C’), vino quejándose un día de que había encontrado a su adorable mascota, tumbada tranquilamente sobre la colcha de su cama cuando salía del baño. ¡Deprimente! ¿Acaso ‘C’, con el asco que le dan los gatos y más los que no conoce (dicho por ella), tiene que ‘tragar’ con su negligencia para con sus propias mascotas o con las ‘adorables’ visitas con que ésta le obsequia?
b) Porque la vecina ‘G’ (que vive entre su cloaca y la mía) nos regaló hace unos meses una piscina ‘hinchable’ para mis sobrinos (El Guisante, el Pelotilla y el Canijo) y que apareció, INEXPLICABLEMENTE, pinchada y revuelta en el césped del jardín donde la habíamos dejado plácidamente la noche anterior. ¿Cómo es posible que los pinchazos tuvieran las marcas de unas adorables garras?
c) Porque en nuestro césped han aparecido corritos de hierba quemada. ¿Serán de pis?
d) Porque en nuestro césped han aparecido encantadoras muestras biológicas sólidas de color marrón que, a no ser que salgamos de noche nosotros al jardín a cargar en él sin darnos cuenta, me inclino más a pensar que la culpa es de su simpática mascota.
Por lo tanto, que los gatos hayan nacido o no en su casa, que se utilicen para terapias con niños autistas o discapacitados, o que vengan de la mismísima Casa del Rey, me la suda… y de qué manera, oiga.

4. Dice usted que no le gustan los gatos. Curiosa manera tiene de demostrarlo cuando en su casa (que yo haya contado), ha llegado a reunir cuatro de golpe y porrazo. Cosa que me la pela. Pero aguántelos usted, que los demás no tenemos la culpa.

5. Efectivamente, mi padre fue poco diplomático con usted. Pero, teniendo en cuenta lo que le acabo de enumerar, es poco lo que hizo y poco lo que le pueda hacer a sus ‘deliciosas’ mascotas. A fin de cuentas, mi padre estaba defendiendo su propiedad.

6. ¿Quién es usted para hablar de educación y de legar mensajes a niños cuando trata así a sus mascotas? ¿Cuándo no les imprime ningún tipo de disciplina? ¿Tenemos que hablar de respeto al prójimo? ¿O pasamos página teniendo en cuenta que yo todavía estoy esperando a que su hija (sí, su hija), venga a mi casa a pedirme disculpas por un arañazo que me hizo al coche con… ¡oh, albricias y jolgorios!, su ‘Megane’ azul metalizado? ¿Hablamos de educación? ¿De la misma que le ha inculcado usted a su hija cuando le arreó otro golpe a mi hermana en el coche, estando ella dentro con mis sobrinos, y no fue capaz de bajarse y pedir disculpas teniendo en cuenta la fuerza con que lo hizo al echar marcha atrás sin mirar y a toda velocidad? ¿De esa educación? ¿O de la que demostró alguien de su cloaca cuando, hace poco, viniendo unos tíos míos a cenar a la mía (uno de ellos en silla de ruedas), tiraron una colilla por encima de la puerta de SU jardín dándoles de lleno y, tras recibir la reprimenda de uno de ellos ustedes hicieron, lo que se dice, 'mutis por el foro'? ¿O quizás cuando en esa otra ocasión, alguien en su propiedad celebró una fiesta hasta altas horas de la noche (con las consiguientes molestias a los vecinos colindantes) y, a la mañana siguiente cuando estos fueron a pedirles explicaciones ustedes no quisieron abrirles la puerta? Ellos los vieron aparecer instantes después por la zona de los garajes y les hicieron llegar su malestar. Ni usted, ni ninguno de los que había allí dijeron nada. Eso sí, al cabo de un par de horas (o de días, no recuerdo qué me contaron), los susodichos vecinos se encontraron en su buzón una nota manuscrita en la que les ponían de vuelta y media. Llamándolos groseros y quién sabe cuántas cosas más. ¿Hablamos de esa educación? ¿O hablamos de ese ‘diálogo’ y ‘fuerza de la palabra para resolver conflictos’. Ver la paja en el ojo ajeno…

Y he aquí mis conclusiones:
1. No estamos hablando de hacer daño a un animal. Pero cuando yo me lo encuentro en la cocina de mi casa sin haber sido invitado; cuando al cabo de unos días se lo encuentran mis padres en el salón tan ricamente; cuando nos pincha la piscina de los sobrinos; cuando se le piden explicaciones y usted se calla porque es incapaz de pregonar con el ejemplo; cuando su adorable mascota nos roba (sí, nos ROBA), los juguetes de los niños; cuando su gatita se sube por las tapias de los vecinos y es capaz de esperarlos tumbada en las camas ajenas; cuando se nos caga y mea en el jardín; y cuando usted es incapaz de venir a pedir disculpas, sí, se nos hinchan las pelotas. Y, aunque a su gatita (tan desparasitada ella y tan mona), no le pase nada, tendemos a querer colgarla del palo mayor. O a hacernos una estola con su pellejo. ¿Por qué? Pues porque el ser humano es territorial por naturaleza. No llegamos al nivel de los perros de tener que mearnos en las esquinas. Pero nos gusta que los de fuera respeten nuestra propiedad. Es mi casa. Y si no quiero gatos, no los quiero. No tengo porqué soportar los de la vecina maleducada de turno.
Debo añadir que yo he tenido perro. Un Samoyedo más bonito que un San Luis. Plasta y cotilla. Y que alguna vez se ha colado en garajes ajenos, sí. Pero nos hemos deshecho en disculpas con el 'afortunado' vecino que ha visto entrar en su propiedad a nuestra gigantesca y juguetona bola peluda.
2. Yo no tengo ninguna queja sobre la educación de mis sobrinos. Pero, teniendo en cuenta que es usted psicóloga infantil de apoyo a refugiados que el Ayuntamiento de Rataciudad pone a disposición de los ciudadanos, sí las ha habido sobre usted. Tanto a nivel profesional, como a nivel vecinal.
3. Hace un par de semanas, al levantarse mis padres, observaron a uno de sus gatos enganchado a la red con la que mi padre protege las uvas de su parra de los pájaros. Lo soltó para que corriera ágilmente a los brazos de su ama mientras él (mi padre), se dedicaba a quitar los excrementos que nos había regalado su adorable mascotita. Tenga una cosa en cuenta, señora I., mis padres se van de vacaciones esta semana. Si yo me levanto y veo a su gato enganchado (adoro a los animales, pero esto ya es el colmo), prometo que no lo voy a tocar, no. Le haré unas cuantas fotos en la posición en la que le halle, iré hasta su casa y, si es necesario, la arrastraré a usted de las orejas para que lo recoja con los dientes si es preciso. Si, por el contrario, son cacas de gato lo que me encuentro (yo ya no tengo, lamentablemente, ningún animal, por lo que habré de deducir que son de gato), la recogeré con mucho gusto y se las podré en una bolsita en el buzón, colgadas del pomo de su puerta o en el mismo suelo de su casa. Todo por la convivencia, la tolerancia y la educación. ¡Tómeselo como una amenaza!
Para muestra de lo que digo, aquí tengo unas cuantas pruebas del merodeo del p*** gato de los c***nes.

Fotos tomadas el 6 de abril de este año en nuestro jardín y sobre nuestro Pruno.





Fotos tomadas el pasado 23 de septiembre:

1. Gatomierda paseándose:


2. Gatomierda disimulando:


3. Sistema de última tecnología para evitar que el gato se les escape. Creo que en la NASA hacen algo por el estilo en los transbordadores para evitar abordajes alienígenas...


4. Gatomierda paseándose II


5. Gatomierda en acción


6. Malla donde se engancha la mierdagato.


7. Gatomierda alejándose calle arriba...


8, 9 y 10. Gatomierda entre la maleza. Prueba de agudeza visual.






¡Un beso, mom petits de sussue!

PD.: Ni la vecina ‘G’, ni la vecina ‘C’, ni nosotros sabemos dónde está su maravillosa gata. Pero le doy pistas de dónde puede empezar a buscarla. Aunque a veces esos bichos desaparecen durante días sin dejar, tan siquiera, una nota de despedida...









Pruebe a buscarlo aquí...



O aquí...



Incluso aquí...



O aquí...



O aquí...

27 comentarios:

  1. hola,
    yo tengo dos gatos y no me gustan los niños.

    mis gatos también están desparasitados, vacunados e identificados (eso no es ningún mérito, es la responsabilidad del responsable del gato. sobre todo si el minino anda fuera de casa. se supone que tienes que cuidar a tus mascotas, igual que otros cuidan a sus hijos).

    mis gatos también están muy educados: no se suben a las mesas, no piden comida, hacen sus cosas en su caja (vivimos en un piso), salen a la puerta a recibir y a despedir a las visitas, no rompen nada, no arman escándalo...

    trabajo en un restaurante y... ojalá pudiera decir lo mismo de los niños que vienen los fines de semana: tiran la comida al suelo (a veces pienso que comen en la baldosa), berrean como posesos, se suben a las sillas y a las mesas, a veces las tiran al suelo, y lo de hacer las cosas en su caja... bueno... hace un mes le saqué una foto al WC de caballeros porque no nos lo podíamos creer... mi compañera entró a limpiarlo con mascarilla. también tengo una foto.

    me imagino que tus sobrinos no son así. a mi a veces, me dan ganas de matarlos (a tus sobrinos no, a los que veo los fines de semana) también.

    pero no es su culpa!!! al menos, todavía no...
    no puedo matarlos, ni darles una bofetada, ni reñirles... a veces los padres están con ellos y no les gusta que nadie se inmiscuya en sus deberes de padre...

    los gatos, como los niños, cuando no lo eliges, son un incordio. prueba a hablar con tu vecina. hay formas de educar a un gato para que no se salte ciertos límites, y es tan fácil como ir al todo-chino y comprar una pistola de agua... y gastar tiempo, claro, como con los niños, mucho tiempo, porque para eso te has hecho cargo de un animal, entre otras cosas... la mia se llama PRESENT5000 y funciona también a larga distancia. te lo recomiendo a ti también. el tiro al gato relaja y divierte, y al animalico no le haces ningún daño.

    la responsable del gato, a mi parecer, debería hacerse responsable de los desperfectos y daños que cause el gato, como la piscina y el buen estado de los peluches cuando los devolvió. amén de disculparse con todos los vecinos implicados, hablar con ellos e intentar ofrecerles una solución. como con los niños.

    te animo a que lo intentes de nuevo, uanmortaim, enséñale las fotos y los desperfectos, cuentale las quejas de los vecinos, y lo de la pistola de agua. ahora empieza el invierno y los animalicos no querrán salir muy lejos. es una buena época para que les enseñe un par de cosas, como las salidas vigiladas y dónde termina su territorio y empieza el de los demás.

    como responsable de dos gatos que soy desde hace años, si nada de esto funciona, no dejaría a los gatos salir de casa (entre otras cosas fundamentales como el respeto, por su propio bien). gracias a Dior, los gatos no son niños y se acostumbran a estar en casa todo el día, en seguida están a gusto.

    siempre puedes denunciarla a ELLA, y de paso, llamar a una protectora, porque si esto sigue así, está claro que cualquier día no vuelven.

    pero los gatos no tienen la cuuuulpa, pobreciiiiicos... ellos ven extenso territorio, multitud de camas blandas, cientos de juguetes...

    puedes imprimir el texto y dárselo a tu vecina. si realmente quiere a sus animales, querrá solucionar el problema antes de que sea demasiado tarde. y es muy importante, vecina, que tenga en cuenta que el RESPETO es BIDIRECCIONAL. si no ofreces, no tienes.

    saludos y siento el rollo.
    es que me gustan mucho los gatos, y me da pena que se los carguen unas buenas personas indignadísimas, con toda la razón.

    gata de arrabal.

    ResponderEliminar
  2. perdón...
    vecina, las mallas les encantan a los gatos. yo tengo una en una pared, para que jueguen..
    nunca leyó las tiras de Garfield??
    se las recomiendo.

    gata de arrabal.

    ResponderEliminar
  3. Antes que nada, una cosita:


    ES EL MEJOR PUTO POST QUE HE LEÍDO EN TODA MI CORTA( ...) VIDA.

    A TUS PIEX, PEZUÑAS O LO QUE SEA, RATA.

    (De todos es bien conocido mi amor por los mininos...)

    ResponderEliminar
  4. PIES, NO PIEX.......qué x estoy......

    ResponderEliminar
  5. Tu última cruzada empieza a preocuparme. Ya te lo dije ayer. Calculaba que se te iría la cabeza en unos tres o cuatro años...pero la cosa va más rapida de lo que esperaba.
    Jo, si fuéseis los osos montañosos de los dibujos estaríais tirando de escopeta de ventana en ventana.
    PD: sospecho de tí. Las ratas siempre se alegran cuando desaparece un gato, matagatos.

    ResponderEliminar
  6. uooooooooooooooooooooooo pobre ratilla miaaaaaaaaaaaaaaaa ¡¡yo me cago en el gato y en sus muertos!! molestar así a nuestra bola peluda, pero qué se habrá creido...vamos a tener q ir a apalizar a la vecina de los huevos de pato....

    Por cierto la valla es la ostia de alta...sí sí...qué barbaridad...qué lucidez pensando las medidas...

    Paciencia hay q tener con los vecinos madre...yo tambien tengo lo mio....aissss un besazo guaaapaaaaaaaaa y la próxima vez no tardes tanto en contarnos cosas^^

    ResponderEliminar
  7. ¿En qué rataciudad se permiten gatos?. Sois un poco raros, yo pensaba que los gatos comían ratas y ratones pero... veo que va a ser al revés.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que vos teneís un serio complejo de gatofobia, con la posibilidad que se convierta en un verdadero Trauma para vos.
    Por lo consiguiente una buena infusión de Tila para que no se te pongan de punta esos cuatro pelos blancos que teneis de mostachatito...

    P.D.: Y si es gata tendra gatitos y a donde los llevara???
    A Ratilandiaaaaaaaaaaaaaa, VIVA ESA GATAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  9. Desde la insalubridad mental (de)generada por tan insolcial clima de desarrollo, ruego a la rata se abstenga de trocear en exceso al animal durante estos días...

    En sulugar, por favor, mantenlo vivo, que llamo a mi suegro para que me lo haga paquetitos de 300grs y congelo junto a los entrecots...

    ResponderEliminar
  10. Anónimo: ¡Bienvenida! Entiendo lo que dices tanto de los niños, como de los gatos. A mí, sinceramente, me gustan todos los animales (excepto las cucarachas, que me dan asco; los caimanes, que me dan miedo; los elefantes, que son demasiado grandes para tenerlos en mi cloaca; los lobos, que se comen lo que encuentran; las tarántulas asesinas, porque son asesinas; las tarántulas no asesinas, porque no hacen nada; los buitres, porque se aprovechan de las sobras y no nos dejan nada; los murciélagos, por la fama que tienen; las palomas, porque quieren parecerse a nosotras... XD) y también me gustan los niños. Y entiendo perfectamente lo que dices.Tan jodido es tener a un niñato que da por saco (puedes leerte el post anterior dedicado a una cria humana de Glaglagluix), como a un animal que da por saco.
    Se ha intentado hablar con la vecina, pero no atiende a razones. Es como el del chiste: 'El gato es mío y me lo follo cuando quiero'. Para ella tener un gato no es una elección. Es una obligación para los demás.
    De momento ya ha habido varias quejas al Presidente de 'esta nuestra comunidad' y aún así no ha hecho nada. Cada día el gato se pasea como Perico por su casa (like Pete by his home), y que no hay nada que hacer. Un abogado consultado ha dicho que, de momento, el ajo y el agua nos solucionarán nuestro problema. Hasta que alguien decida cargárselo en su casa. Que parece que sí se puede hacer...
    ¡Pobre gato! Que estemos así con un animalito por la desidia de su dueña...

    La Rata Infecta.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo: Por cierto, y sin ánimo de hacer sangre... ¿QUÉ HAGO YO HABLANDO CON UNA GATA, MI ENEMIGA MÁS DECLARADA? XD
    No leo las tiras de Garfield porque no sé leer (soy una rata), y por envidia. Cuando el gato Garfield deje de ser un gato para hacerse rata, lo veneraré XD
    Un beso bigotudo.

    Menda: Yo a ti te dejo estar a mis pies, a mis sobacos o a mi rabadilla. Incluso, si quieres, te dejo hasta estar a mi lomo (¡¡¡¡¡Dios mío, juro que no pensaba que iba a sonar tan picantón!!!!!)

    Menda: No son pies, son garras. Pero hoy te lo perdono todo XD

    anselmo: Tú y tus aNENAZAs típicas de NOSTRAslaDAMUS... Menos mal que no te hago ni p. caso XD

    Desastrilla: Lo peor de la valla no son las medidas. Lo peor es que la malla en cuestión no cubre las esquinas. Por lo que el gato se cuela por medio. Muy inteligentes no demuestran que son, no XD
    Por cierto, hoy he comido carne más rica... XD
    ¡Un beso, My Litle Female Disaster!

    dezaragoza: En Rataciudad se permiten gatos como en el mundo de los Humanos se permiten los psicokillers XD Nuestro bien amado alcalde piensa que 'en este mundo tiene que haber de tó' XD
    Me alegra ver que estás de vuelta, maño.

    Maruri: ¿Cuatro pelos de mostachito? Querido Maruri, veo que has visto bien el pedazo cepillo que luzco en mi hocico. ¡Si cuando doy dos besos cepillo los trajes! XD

    Anónimo: ¡Bienvenido, Anónimo! (Aunque ambos sabemos quién eres XD). Haré lo que me dices si me prometes que guardarás dichos paquetitos en un congelador a prueba de averías. No sea que luego anden los gusanos bailando la conga por el descansillo de tu casa XD

    La Rata Infecta.

    ResponderEliminar
  12. joer bubi, que bien te has explayado!!!

    Creo que es un texto magnifico con una exposición clara.

    ResponderEliminar
  13. Conxa: Si es que a mí cuando me dejan, tengo más peligro que Willy Fogg con un Abono Transportes XD

    La Rata Infecta.

    ResponderEliminar
  14. Me he quedado impresionado con esa valla. Es un alarde de tecnología. Yo, que quiero ser ingeniero, he tomado nota de su estructura y voy a reproducir una igual en casa para enseñarsela a mi profe de Tecnología y que me ponga un positivo.

    P.D.: ¿Cómo es que una rata tiene un gato o un perro de mascota? ¿Acaso estáis modificados genéticamente?

    ResponderEliminar
  15. Has buscado a la madre en el sótano?
    http://www.youtube.com/watch?v=XgJvwZBkn9Y

    ResponderEliminar
  16. Guillermo: Me temo que vas a poder mostrárselaa tu profe, pero no vas a poder patentar la idea. La vecina está reviistiendo su cloaca con oro debido al dinero que se ha embolsado con el invento.
    Sorry!
    Respondiendo a tu pregunta, efectivamente. Estamos modificadas genéticamente. En realidad yo tengo cien veces el tamaño de una rata común. Vivimos en Rataciudad, a la espera de poder destruiros, crueles humanos, y ocupar vuestro lugar...
    ¡BWAH--AH-AH-AH-AH!

    Anónimo: ¡¡¡¡¡MUY BUENO EL VÍDEO!!!!! No lo había visto nunca. ¿Los dueños no saben apagar el ventilador para que el animalillo no sufra?

    La Rata Infecta.

    ResponderEliminar
  17. hola,
    básicamente, asumir las responsabilidades de otro, asi, por la jeta, es un "marrón de libro". susmuelas.

    pues vaya plan... lo siento...
    y lo de la protectora??
    es tan moooono... pobrecín, con esa madre que tiene, que parece que está deseando que lo cocinen al ajillo...

    lo de Garfield iba por tu vecina, por la "idea genial" de la valla. mente prócer.

    no hagamos sangre, que sale fatal de la pelambre cuando se seca... además, yo no como ratas. me alimento de los restos de las tapas de los bares del arrabal, y de las sobras que me sacan algunas de las pajaritas de la noche que viven en el barrio. buenas personas.

    encantada de conocerte,
    un saludo,
    gata de arrabal.

    ResponderEliminar
  18. tienes algo en mi blog^^ en la penultima entrada^^

    ResponderEliminar
  19. Yo he tenido una experiencia similar a la tuya, y de forma irónica la escribí hace mucho tiempo en mi blog (EL GATO), en él explicaba el acoso y derribo a que estaba sometido...recién operado (operación jodida..) y en casa, un ático con una estupensa terraza, en verano al abrir las dos puertas (hay dos terrazas) mitigaba las calores y hacía que descansara mejor, sin poner el aire acondicionado pue la operación NO lo permitía.......

    Pues un huevo, el puto gato del vecino de la finca de al lado, se las ingeniaba y subía TODAS las putas noches a darme el besito de buenas noches...menudos sobresaltos....Hable con el vecino en varias ocasiones, al principio amablemente...la octava vez ya con un tono que te puedes imaginar...3 veranos, TRESSSSSSS, he padecido la invasion del minino. Hasta que fortifique mi terraza, el abuso continuó y el interfecto dueño de la gatita invasora siempre decía que se le escapaba ???.

    Por cierto, como sugerencia....antes de bunkerizar los accesos, probe con la manguera (me veía y salía corriendo, sin llegar a probar el líquido elemento) cambié de táctica y use un revolver del 38, de bolitas...de esas que no hacen daños irreparables pero si te dan, te pican.....como la pistola cargaba hasta 40 pelotitas....corrí al minio por toda MI terraza y LA SUYA hasta agotar la munición...le pico pero nada más. Al día siguiente, se ve que le gusto y vino antes...jajjaj, sorpresa, es el arma de todas las armas y te la aconsejo Y NADIE TE PUEDE ni rechistar....un SUBFUSIL DE ASALTO...que tira h2o (agua en castizo)...un hilillo de agua que acierta donde apuntas...eficaz...durante más de una semana no apareció y desde SU terraza avistaba mi SUBFUSIL de color amarillo fosfo, colgado en MI terraza y le acojonoba...jjajaja

    Que la fuerza te acompañe.

    Salud

    ResponderEliminar
  20. Hola ratatía!!!

    Me ha molado mucho lo que has escrito, pero yo quiero añadir algo muuuuuuy importante que se te ha olvidado contar. ¿Qué es lo que dijo esa señora que trajo nuestros juguetes, después de que el rataabuelo le echara la bronca? Pues dijo: "Si lo sé, no traigo los juguetes".

    Esa señora es una amargada, vivan las psicólogass... yo, a mis seis años, me he quedado alucinado de lo mala que puede ser la gente... Porque ella descuida a sus gatos y ellos hacen lo que les da la gana, ¿yo tengo que sufrir el quedarme sin juguetes? ¡Qué guay!

    Por cierto, cuando murió Copo (ese perro tan bonito) mis papás cogieron un gato, que se llama Marte, y se parece bastante al que está entro de la olla... (aunque he comprobado que está todavía en mi casa).

    Bueno, pues Marte no da la lata a nadie de mis vecinos, no se escapa y si lo intenta, le paramos los pies, o las patas, porque es nuestra mascota, pero no tienen que aguantarla los demás, por muy bonita y buena que sea.

    Un beso, ratatía!!!!

    ResponderEliminar
  21. Anónimo: Efectivamente, tienes toda la razón al afirmar que tragar con los marrones ajenos es de libro. Pues eso es lo que quiere esta señora. Que traguemos los demás, mientras ella achaca nuestro malestar a nuestra mala educación.
    Evidentemente, mi querida gata, no voy a matar a un gato. ¿Por qué? Porque soy más pequeña que él y seguro me puede (pupita, mami) XD
    En cuanto a lo de Garfield, apunto el dato y prometo hacérselo saber a la dueña de las criaturas en cuanto la vea. No creo que le haga mucha ilu, pero al menos lo intentaré (que no quede, oiga) :-)))

    Desastrilla Zenquiu for yor aguar. Haré una entrada en cuanto termine con todo esto, dedicándotela como te mereces, es decir, bien XDDDDDDDD
    Ayyyyyyy, may litel fimeil disaster!

    Vicente Sebastiá: Seguro que, si en lugar de darte el beso el gato, lo hubiera hecho uno de mis congéneres, preferirías, indudablemente, el ósculo del primero XDDDD ¿A que sí?
    Espero y deseo que tu operación haya ido de pm.
    En cuanto al arma, ya he probado a echarle agua a presión de la manguera. Nada, chico, que al cabrón le encanta nadar...

    Alex Orozco: ¡¡¡¡¡AYYYYYYY, MI GUISANTEEEEEEEEEEEE!!!!! Que ilu me ha hecho ver cómo me escribe el Guisguis.
    Efectivamente, se me ha olvidado decir la famosa frase de 'si lo sé no traigo los juguetes'. Lo dejaba para la siguiente entrada. Que será en breve (probablemente hoy).
    Un besazo inmenso a mi Guisguis.

    Fede: Jeje, el tío bolinga XDDDDD

    La Rata Infecta.

    PD.: Está visto que en este mundo no se es nadie si no se tiene blog o perfil de blogger XDDDDDDD

    ResponderEliminar
  22. Hola. Hemos visitado y disfrutado tu página, y nos gustaría intercambiar enlaces y banners entre ésta y la nuestra (Escritores Negros -www.escritoresnegros.com-)

    Si estás de acuerdo, mándanos a escritoresnegros@escritoresnegros.com la URL (http://) de las páginas que deseen enlazar y los banners de las mismas.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  23. que nivel, maribel... escritores negros... ¿¿¿lo tendran todo de negro???? ¿¿¿o es que estan un poco quemados??? ...mi gozo en un pozo...

    Lola

    ResponderEliminar
  24. Tia antigatos, eres patética. Si fueras vecina mia te hubiese colgado de la red esa que pones. Tienes suerte. Deberías estar en un manicomio y tus hijos o sobrinos bajo custodia de una buena familia. Repito, eres patética

    ResponderEliminar
  25. Anda el Rodrigo que listo, como Calixto.

    ResponderEliminar
  26. joder!!!!!! cúanta mala idea y tiempo libre....

    ResponderEliminar